viernes, 1 de enero de 2016

TODO SUCEDE POR UNA RAZON


                 
Siempre he tenido la convicción de que las cosas pasan por algo, en su justo momento ni mas ni menos, la gente que viene y se va de nuestras vidas, las oportunidades, trabajos, etc. Y aunque a veces esas cosas no siempre son buenas todo nos enseña algo…………

Si somos buenas personas hay situaciones que nos llevan a reflexionar acerca de nuestras acciones cotidianas, nuestra escala de valores,nunca nos mandan a una batalla de la cual no podemos salir aireosos: el éxito siempre depende de nuestra fe en nosotros mismos, y en la confianza de que seremos asistidos  cuando  sea necesario,a veces los resultados puden no ser del todo alentadores… pero hay que dejar que el tiempo nos enseñe su verdadera cara: "Todo sucede por una razón"

Ultimamente, tanto las cosas buenas como las cosas malas que nos pasan son para educarnos, para darnos la posibilidad de ser mejores personas.  “Lo que no te mata te fortalece” dice el dicho,"Todo sucede por una razón"

A veces se nos presenta claramente la respuesta, a  veces tarda muchos años en develarse,lo cierto es que todo lo que hacemos de nuestra vida tiene sus repercusiones;
¿Cuántas historias de vida se desarrollan entre “fracasos” que anteceden a un éxito? Te quedaste sin trabajo y eso te dió el empujón para emprender un proyecto con el que soñabas desde siempre;  perdiste ese vuelo porque el taxista le dió por pasearte por Elche, y luego te enteraste de aquel terrible accidente; te dejó tu pareja y gracias a eso, unos años después , encontraste al amor de tu vida, o un hecho simple pero valioso: perdiste el tren, pero te encontraste con una borrachito que necesitaba que le dijeras que todo  iba a estar bien, que todo pasa por una razón y que debía confiar que la vida tiene su propósito.. y aunque cueste  comprenderlo, a la larga o a la corta todo se desvela…..

Para algunos la felicidad depende de factores externos, materiales  o afectivos.

La felicidad para otros es un pastel que nunca alcanzan,en un mundo plagado de incertidumbres y cataclismos… lo único cierto es nuestra voluntad al bien, los vinculos que podemos construir con quienes nos rodean y tener muy en claro que la felicidad es, ante todo,  una cuestión de actitud.


No hay comentarios: