miércoles, 13 de enero de 2016

EL ULTIMO LLANTO DE TU VIDA

 
Usted tiene que convertirse en buscador de soluciones y no en un eterno llorón.

Las personas infelices se ofuscan, disgustan, frustran, o enfadan cuando les suceden cosas desagradables.

Ellas hablan "sus penas" con todo el mundo, de manera que aumentan la cantidad de tiempo para sentir el dolor emocional.

En cambio, las personas felices usan su inteligencia y memoria para pensar en las posibles soluciones.

A veces las soluciones pueden ser fáciles de encontrar, si tan sólo se
preguntara, "¿En qué solución puedo pensar?"

Si no es fácil encontrar una solución, empiece a generar ideas en su propia mente o con otros amigos.

Los felices buscan soluciones.

Los infelices buscan quejarse.

No hay comentarios: