lunes, 11 de enero de 2016

Sex secrets RASURADO DE VELLO PÚBICO

 
Aunque no todo el mundo se rasura completamente, afeitarse y recortarse el vello púbico es cada vez más normal. No solo es bueno para hacer más agradable el sexo oral, sino que también puede hacer que tus genitales parezcan más grandes y más atractivos. Si te estás empezando a interesar por el mundo de los sexos rasurados te aconsejamos que empieces poco a poco con los recortes las primeras veces.

Posteriormente, ya podrás pasar al afeitado de una parte y finalmente el rasurado total. Si quieres vivir una situación muy excitante, deja que sea tu pareja la que te rasure tus partes. Deberéis tener cuidado con algunas cosas:

- Algunas personas son alérgicas a algunas cremas de afeitar y pueden tener reacciones alérgicas bastante dolorosas. Probad primero en un área pequeña para ver cómo reacciona la piel a esos productos.
- Volver a dejar crecer el pelo después del afeitado puede ser muy incómodo. Los pelos se vuelven más fuertes y la piel puede estar mucho más sensible. La picazón y el escozor pueden ser inevitables en esta situación.

Conceptos básicos para un buen rasurado:

- Si hace mucho tiempo que no te “haces” el vello púbico, recorta primero con las tijeras antes de usar una navaja para el afeitado.
- Tomate un baño caliente de antemano, para así abrir los poros y conseguir que el afeitado sea más apurado.
- Antes de aplicar la crema de afeitar, enjuaga el área con agua fría.
- Aplica la crema de afeitar unos minutos antes del afeitado para ablandar los pelos. Utiliza una crema de afeitar con crema hidratante o aloe vera.
- Asegúrate de usar una hoja nueva, para que no tengas que pasarla tantas veces por la piel y esta no se irrite.

No hay comentarios: