martes, 1 de marzo de 2016

COMO HABLAR DE SEXUALIDAD CON LOS HIJOS


Muchas veces los niños quieren saber más cosas sobre la sexualidad, por lo que no es de extrañar que los padres no sepan qué responder. Lo cierto es que el sexo constituye un pilar fundamental para el ser humano y puedes hablar sin tabúes en tu hogar. Toma nota de estos consejos para explicarlo con mayor naturalidad.

Habla sin verguenza. La sexualidad completamente normal en cada uno de nosotros, y tu hijo debe saber las cosas más importantes. Se tiene que tratar siempre con naturalidad, en un ambiente propicio para esclarecer sus dudas o plantear sus interrogantes, deja a un lado tus prejuicios, evasiones, silencios y explicaciones fantasiosas, es algo para disfrutar.

Escoge el momento adecuado, aunque casi nunca existe un momento ideal para empezar a hablar de sexo con tu hijo, salvo que te lo pida. Muchas veces lo que se hace es explicarlo en situaciones especiales como cuando la madre se queda embarazada de un hermanito, ese círculo cercano es perfecto para explicar al niño todo lo relacionado con la sexualidad, teniendo en cuenta que aceptará las explicaciones con naturalidad si fueron planteadas en forma clara y espontánea.

Dile siempre la verdad, no es nada perverso. La clave está en que puedas expresarte abiertamente, sin rodeos ni complicaciones, y la única manera de lograrlo es contestando a sus inquietudes con franqueza. Mantenerte lejos de las mentiras, fábulas o mitos que giran en torno a la sexualidad, te proporcionará la seguridad que necesitas para abordar el tema con la importancia que requiere, evitando generar “malos entendidos” e inseguridades innecesarias en tu hijo.

Utiliza el vocabulario apropiado. Esto es importante para una correcta educación sexual y evitar confusiones. Debes llamar a las cosas por su nombre y no utilices diminutivos o sustitutos tan frecuentemente utilizados para denominar tanto al acto sexual como a los órganos reproductores femeninos o masculinos. Una buena idea para lograrlo, es utilizar imágenes, películas o libros específicos para una explicación más completa a los niños.

Respeta sus opiniones. Piensa que las inquietudes de tu hijo van a ir variando a lo largo de su desarrollo, es por ello que debes responder satisfactoriamente a lo que se te pregunte sin adelantarte a cuestiones que aún no son correspondientes a su madurez. Ya habrá tiempo de más explicaciones, nunca es tarde para aprender.

Resulta de vital importancia que le expongas a tu hijo la importancia y los límites de su intimidad. Enséñale que sus partes íntimas le pertenecen y que nadie más que él tiene derecho sobre ellas. De esta manera, sabrá qué hacer ante situaciones en las que no se lo respete y podrá advertirlo inmediatamente.

Explícale los cambios que llegarán junto con la pubertad. Resulta fundamental que previo a la maduración genital y a la aparición de los caracteres sexuales secundarios, puedas brindarle toda la información necesaria sobre lo que se avecina. Su cuerpo sufrirá una transformación que podrá atravesar con naturalidad y sin los efectos traumáticos de lo desconocido, si le proporcionas a tiempo las herramientas adecuadas.

Fomenta una sexualidad saludable en tu hijo adolescente. La adolescencia es la edad más frecuente para la iniciación de las relaciones sexuales. Por ello, es fundamental que puedas orientar a tu hijo en esta nueva y especial experiencia. Procura hablarle de forma clara acerca del amor, el deseo, la elección, la intimidad, la responsabilidad y las consecuencias que trae aparejada la iniciación sexual.

No hay comentarios: