lunes, 29 de febrero de 2016

LA VIDA ES DIFICIL

 Tu vida es un milagro repleto de ilimitadas posibilidades. Cada instante constituye una invalorable oportunidad. Todo un mundo de alternativas se extiende a tus pies, ahora mismo, en este preciso instante. Y todo eso está allí fuera, esperando que le saques el máximo provecho posible.

¿Suena como un montón de trabajo duro? Bueno, debería. Porque lo es. La vida es complicada. Es maravillosa y es un milagro, pero también es difícil. Ahora bien, tienes estas alternativas. Podrías desear que fuese fácil, sencilla, pero haciéndolo lo único que conseguirías sería hacerla más complicada aún. O puedes, simplemente, seguir adelante, aceptar que es difícil, y haciéndolo empezarás a transformarla en algo realmente maravilloso.

Piensa por un momento cómo sería la vida si no fuese difícil. Piensa cómo sería vivir si no existiesen los desafíos. ¿Qué cosas te motivarían? ¿Qué cosas te darían satisfacción duradera? ¿Qué valor tendrían tus logros si los consiguieses sin ninguna dificultad? ¿Y qué hay del dinero? ¿Qué pasaría si no hubiese dificultad alguna en ganar dinero? No tendría valor. No podrías comprar nada con él. Sería completamente inútil.

Claro que la vida es difícil. Es difícil justamente porque tiene tantas cosas valiosas y positivas. Toda su dificultad estaría plenamente justificada incluso multiplicada por cien y algo más. Cuando puedas valorar esto realmente, las dificultades se desvanecerán y tus preocupaciones con ellas y así, los aspectos positivos que las oportunidades traen consigo ocuparán el centro de la escena.

No hay comentarios: