lunes, 21 de diciembre de 2015

PERSONAS EFECTIVAS


 Las personas efectivas no sufren ni un poquito menos de desilusiones que los demás. De hecho, lo más probable es que experimenten más aún. La diferencia con las personas efectivas es que no permiten que esos desencantos les detengan.

Las personas efectivas no tienen menos interrupciones ni distracciones. Simplemente no permiten que esas interrupciones o distracciones les modifiquen su rumbo.

Si sufres una desilusión, permítete sentirte desilusionado. Y luego sigue tu camino. Cuando aparezca una interrupción, encárgate de ella y luego sigue avanzando. Si sólo tratas de quitar a las decepciones y a las interrupciones de tu camino a los empujones y sin resolverlas, seguirán acosándote.

Te encontrarás con sorpresas desagradables todos los días. Puedes transformar a cada una de ellas en una excusa constante por culpa de la cual no estás pudiendo hacer nada. Haciéndolo, ten por seguro que quedarás paralizado. O puedes transformar cada una de esas sorpresas en una experiencia positiva de aprendizaje, resolviéndola rápidamente y retomando tu camino. Tu actitud marcará la diferencia entre coleccionar excusas o acumular logros.

No hay comentarios: