martes, 19 de enero de 2016

Sex secrets INAPETENCIA SEXUAL


 La inapetencia sexual es un problema que puede afectar a cualquier pareja, sin relación evidente con inconvenientes físicos ni amorosos. Desde ya que tiene solución, para ello deberás prestarle la suficiente atención a tu intimidad. Aquí te presentamos algunos consejos para superarlo con el tiempo.

Solucionar la inapetencia sexual:
Date un tiempo para compartir en pareja. La cotidianeidad, la acumulación de obligaciones y el “correr continuo” terminan interfiriendo la intimidad. No permitas que nada se interponga en tu privacidad. Procura crear un tiempo de encuentro en el día, prueba con un baño compartido, un desayuno, un encuentro en la hora de almuerzo del trabajo, o cualquier actividad que puedas desarrollar con tu pareja.

Elimina la rutina del contacto sexual. La monotonía del acto sexual, genera desmotivación y disminución del deseo. La clave está en incorporar todos los sentidos y no privilegiar sólo la penetración. Transforma tu repertorio en un surtido de formas de dar y recibir placer, puedes probar alternando masajes, juegos, afrodisíacos, disfraces, diferentes posiciones y lugares para practicarlas.

No pierdas tu atractivo. Suele ocurrir en parejas consolidadas que la confianza y la seguridad que construyen opaquen la elegancia al vestir, al caminar, al ocuparse de su físico, al seducir. No dejes que ello ocurra. Practica deportes, cuida tu piel, arréglate, ponte tu mejor traje o vestido y, sobre todo, siéntete sexy.

Descarta la presencia de otro problema sexual. Con frecuencia, la disminución del deseo sexual ocurre en simultáneo con problemas de excitación. Las mujeres pueden tener una inhabilidad para excitarse en las relaciones sexuales y los hombres pueden sufrir de impotencia antes o después del problema de inapetencia sexual. Por eso, si algo de ello te ocurriera, consulta a un especialista.

Reconquista a tu pareja. Despertar el amor puede ser la clave para librarte del fantasma de la inapetencia sexual. Prueba con revivir viejas costumbres e inventar nuevas formas de seducción; camina de la mano, toma un helado, ve al cine, juega y bromea con tu pareja. Vuelve a hacer aquello que los constituyó.

Muéstrate activo ante el deseo. Esperar que la pasión venga algún día como por “arte de magia” puede llegar a ser muy frustrante. No esperes que siempre sea el otro quien dé el primer paso. Toma la iniciativa y mantiene una actitud proactiva. Recuerda que el apetito sexual se construye y es tu responsabilidad ser el protagonista en esa construcción.

No hay comentarios: