jueves, 3 de diciembre de 2015

Nunca te detengas

No te quedes a gusto con lo que eres si quieres llegar a lo que todavía no eres.

Pues cuando te complaces a ti mismo, te detienes.

Si dices "me basta", mueres.

Añade siempre, camina siempre, avanza siempre: no te detengas por el camino, no vuelvas atrás, no te desvíes.
Se detiene quien no avanza; retrocede el que se orienta hacia aquello de lo que se había alejado; se desvía el que se separa de la comunidad.

Es mejor un cojo por el camino verdadero, que un corredor extraviado.

No hay comentarios: