domingo, 27 de diciembre de 2015

EL ABUSO,LOS VICIOS Y LA VIOLENCIA DOMESTICA


Había sido abusado física y emocionalmente desde niño. Creció en un hogar de clase media donde los secretos quedan encerrados y nunca salen a la luz, donde es un pecado hablar de lo vivido y de las pesadillas o lágrimas que deben esconderse…

Y así creció; llevaba por dentro los insultos, la imagen del padre vicioso depositando en él su violencia y propia amargura a base de malas palabras, gritos y golpes horribles…

Mientras que la madre se escondía o salía llorando, tratando de proteger a los más pequeños. El era un niño débil de carácter, tímido y lleno de miedo, se burlaban de el en el colegio y siempre estaba solo; no jugaba, era muy callado y no le gustaba andar con otros niños de su edad…

Al salir de la escuela se iba directo a su casa, siempre con el temor de encontrarse con otros chicos malosos del barrio que lo acosaban, golpeaban y se burlaban de el…

Al llegar a su casa por las tardes, iba directo a su recamara y se encerraba con llave a oír su música... Allí entre esas cuatro paredes el estaba tranquilo, mientras no fuera fin de semana... esos dias en que empezaba su calvario.
Tenía 12 años y ya iba a empezar la secundaria. Solo de pensar en eso, le daba un dolor en su delicado estomago por la angustia de pensar en tener que convivir con chicos mas desenvueltos y "normales" que el... Y así vivía, siempre con ese miedo, casi terror…

Cuando llegaba el viernes su paso hacia su casa era lento, no como los otros chicos que salían felices al saber que al día siguiente no iban a ir a la escuela; el deseaba que no existiesen los fines de semana, odiaba los viernes, sábados y domingos…

Antes de llegar a su casa los viernes, se iba a un lugar abandonado, donde había mucha grama y árboles y allí en un rincón se echaba bajo la sombra a mirar el infinito antes del anochecer. Pensaba en el día que estuviera mayor, cuando todas las pesadillas pasaran; en un lugar solitario donde podría correr, reír, gritar y donde nadie lo maltratara…

Allá donde no sintiera miedo ni dolor; donde estuviera seguro, donde pudiera ser feliz... Después llegaba a su casa casi al anochecer, sabia que nadie iba a regañarle por su tardanza, ya que era viernes y lo que le esperaba era de mayor importancia…

Entro a su casa con un agudo dolor en el pecho y estomago que le impedía respirar normalmente; su miedo se acrecentaba y podía escuchar el ruido de su corazón, al tiempo que en esa noche fría, sentía gotas de sudor resbalar por su rostro de niño…

Al acercarse a las gradas que lo llevarían a su recamara, oía risas y pláticas en el comedor, como era usual esas noches; alcanzaba a ver varias personas en la mesa y corrió a encerrarse en su lugar "seguro" con cuidado de no hacer ningún ruido…

Así sin prender la luz y vestido, se hecho a su cama cubriéndose hasta la cabeza, hecho un nudo como un recién nacido. Sentía que temblaba y que se ahogaba, pero no cerró los ojos, solo escuchaba las risas y el ruido iba en aumento…

Sabia lo que vendría después... sabia muy bien, como cada semana pasaba. Después de lo que a el le pareció una eternidad, empezaban los gritos, las risas eran cada vez mas fuertes... despues oia a una mujer suplicar, despues unos pasos subiendo escaleras...una voz afligida diciendole que lo llamaba su padre…

El niño no decía nada, solo obedecía. Al estar frente a esa gente, el niño buscaba con desesperación una mirada, alguien que hiciera o dijera algo, pero todos callaban; mientras que su padre lo llamaba...
El padre decia a todos, que Dios lo había castigado con un hijo tan frágil como mujer, que era un estupido, homosexual, miedoso.. que era un castigo, una equivocación...

El niño sentía que su cara le ardía de vergüenza y no podía evitar las lágrimas en sus ojos asustados, veía a los amigos de su padre bajando los ojos en silencio... Su padre empezaba a violentarse; después sus amigos se despedían y miraban con lastima al pequeño…

Al estar solos, el hombre se volvía un monstruo, aventaba todo lo que tenia frente a el y después miraba al pequeño con ira, con odio…

Lo halaba del cabello y lo hacia beber alcohol a fuerzas, mientras que lloraba; al ver esto el padre lo abofeteaba y lo echaba al suelo; el niño caía con sus labios sangrando y suplicaba clemencia, solo para sentir patadas en su cuerpo, y liquido que lo dejaba bañado, oliendo a alcohol…

Después de los salvajes golpes y casi perder el sentido del dolor, el niño sentía que lo levantaba del cuello de su camisa y lo arrastraba hacia la puerta del jardín; allí lo echaba como un animal muerto y cerraba la puerta con llave…

El chico sentía el cemento frió y húmedo en su rostro lastimado, pero no podía moverse y solo lloraba; sabia que era imposible entrar y como siempre quedaría en el frío hasta otro día, ya que el monstruo estaba ahora golpeando a su madre y hermanos…

El sueño y dolor lo vencían por momentos hasta llegar el amanecer. Su madre lo metía en silencio y lo llevaba a su recamara donde le curaba las heridas. El niño veía el rostro de su madre lleno de angustia y terror; la adoraba y sabía que ella también era victima de su padre…

Después de unas horas todo volvía a empezar; los insultos, los golpes, las humillaciones, el miedo. Y así pasaba hasta que el domingo el hombre caía vencido y dormía; entonces el niño empezaba a sentir que un poco de paz llegaría hasta el próximo viernes…

Pasó un tiempo y el niño empezó su secundaria; le gusto más de lo que se imaginaba al darse cuenta que tenia mas libertad. Había cumplido 13 años y empezaba a sentir atracción por las chicas; estaba creciendo físicamente y cambiando. La situación en su hogar seguía siendo la misma…

Pasaron dos años y el niño era ya un adolescente; se hizo amigo de otro chico no muy aceptado entre sus compañeros y se sentía contento de haber encontrado un "buen amigo"…

Era mayor que el dos años, no estudiaba, faltaba mucho a sus clases, había sido reprobado 3 veces, vestía como un rebelde y se metía siempre en problemas; pero el adolescente lo veía con admiración, ya que era todo lo contrario a el, y le gustaba su osadía…

El chico empezó a cambiar moralmente, la compañía de su amigo y sus ideas lo influyeron; se revelaba con sus padres y cuando era abusado ahora se defendía y respondía con enojo saliendo de la casa…

Se iba con el amigo, fumaban y bebían y el chico se empezó a sentir con la seguridad artificial que da el alcohol; esto se hizo permanente y afecto sus estudios y su comportamiento. Se vestía como su amigo y actuaba como el en la escuela y en su casa…

Al cumplir 18 años consumía alcohol regularmente y había golpeado a su padre. Salio de su casa y se fue a otra ciudad a buscar a su novia con la que vivió un año; la joven no lo soporto y el tuvo que arreglárselas solo y trabajar para ser botado por vicioso…

Se hizo de amigos como el y vivía de casa en casa, bebiendo y experimentando toda clase de drogas, sexo y música violenta…

Así pasó 5 años sin volver a ver a sus padres o hermanos, siempre perdido en su mundo. Llego a cometer un grave delito de robo y estuvo preso 5 años. Allí seguía consumiendo drogas y alcohol que pasaban de contrabando…

Salió y conoció a una chica muy buena de la que se enamoro por vez primera en su vida. Quiso cambiar y enderezar su vida por ella y lo consiguió con terapia y mucha voluntad. Se había enamorado profundamente a los 28 años…

Se casaron y todo al principio estaba bien, pero después el no podía encontrar trabajo por falta de estudios y por causa de sus antecedentes penales..., tuvo que conformarse con ser empleado en la limpieza de un edificio solo por medio día. Su joven esposa trabajaba y pagaba la mayoría de los gastos y esto empezó a hacerlo sentir mal…

En su trabajo era continuamente reprendido y el se sentía humillado; llegaba a su casa cansado y silencioso; pero trato con todas sus fuerzas de salir adelante, vendiendo objetos de madera que hacia por afición y le daban de vez en cuando un poco de mas dinero…

Así pasaron unos meses y un día al llegar de su trabajo encontró a su esposa en casa y llorando. Ella le dijo que había perdido su trabajo porque habían sacado personal de la compañía donde era secretaria; además se había enterado que estaba embarazada. El se puso contento y preocupado a la vez, ahora tenia mucha mas responsabilidad. Pasaron los días y la chica encontró trabajo solo de mesera, las deudas aumentaban; el estaba muy nervioso y se sentía presionado por la situación y empezó a salir con compañeros de trabajo al bar, antes de llegar a su casa. Empezó a beber nuevamente cada día un poco más…

Su esposa estaba enferma y cansada por su estado y el cada día más frustrado. Llego el momento en que las discusiones eran todos los días. Una vez se embriago de mas y al llegar a su casa la ira se apodero de el y golpeo a su esposa, ella se fue de la casa y el se sintió peor, la amaba y no podía vivir sin ella…

Al salir del bar una noche, fue a casa de los padres de la chica donde se refugiaba; estaba bastante ebrio y apenas le era posible manejar. Al abrir la puerta su suegro le dijo que se tranquilizara y se tomara un café, pero el estaba desesperado y solo entro a buscar a su esposa sin hacer caso alguno…

Ella estaba en su recamara y le dijo que la dejara en paz, que no iba a regresar con el; a lo que el reaccionó con una furia increíble y la tomo de un brazo arrastrándola fuera de su casa…

Los padres de la joven hablaron de inmediato a la policía, pero el salio como loco manejando con su esposa llorando pidiéndole que se calmara; el la trataba de callar con su mano izquierda, mientras que manejaba a gran velocidad por una avenida transitada, hasta que llego el momento que perdió el control y choco contra otro vehículo de forma impactante…

Despertó en un cuarto solo, lleno de maquinas; sentía terrible dolor en todo su cuerpo. En ese momento entraban un medico y una enfermera; el quería hablar pero no podía, el medico le dijo que se había accidentado y había sufrido daño irreparable en la espina dorsal y habían que tenido que amputarle una pierna. Le dijeron que su esposa murió instantáneamente en el accidente, así como el hijo que llevaba en sus entrañas. El quedo impactado al darse cuenta que todo su mundo había desaparecido por su culpa. Había policías guardando la puerta y 2 detectives entraron a pedir su declaración; al no poder hablar claramente, le dijeron al medico que regresarían otro día…

No pudo asistir al funeral de su esposa e hijo; había caído en una profunda depresión además de su estado físico. Los detectives regresaron para decirle que estaba detenido y acusado de manejar en estado de ebriedad y por la muerte de su esposa, su hijo y un hombre que manejaba en el otro vehículo…

Sus padres llegaron a verlo y el solamente los miró en silencio largamente... su madre lloraba y su padre evitaba verlo a los ojos; de pronto el le pregunto: ¿que hiciste de mi papa?.. el anciano lloraba y le pedía que lo perdonara, el solo pensaba en lo patético que se veía ahora su padre…

Salieron dejándolo solo; el sentía aun, los gritos, los golpes, la vergüenza, el miedo... el sabor a alcohol en su boca de niño... ¿para que vinieron ahora?...

Un abogado llego enviado por su padre a representarlo, pero el ya no quería nada mas…

Pasó un tiempo y pudo moverse en su silla de ruedas allí en el hospital, siempre seguido por un policía. Sabia que era vigilado 24 horas al día, pero el ya tenia un plan…

Una noche festiva en que había solamente 2 enfermeras, el policía se acerco a ellas para ver por un momento llegar el fin de año por la t.v. salio sigilosamente en su silla y en la semioscuridad llego al elevador privado del personal…

Subió al ultimo piso, abrió una puerta que daba a la azotea y ahí se puso a ver al infinito- "que ironía"- pensaba, -"hermosa noche para tanta inmundicia humana"-…

Con esfuerzo sostuvo su cuerpo de los tubos de hierro y pensó- "quise hacer el bien, cambiar, quise tener una vida normal, pero no supe como hacerlo, nadie me lo dijo... Siempre te quise, papa"-. Y se suicido...

El abuso, los vicios y la violencia domestica, llegan a traumatizar de por vida a los mas inocentes que son los niños, impidiéndoles llegar a tener una vida normal y dejándolos marcados psicológicamente para siempre…

No hay comentarios: