domingo, 27 de diciembre de 2015

Sex secrets EL SEXO Y LA PAREJA


Sin importar los años que tengamos o nuestra experiencia en asuntos de cama, siempre hay datos o detalles que se escapan de nuestro dominio y que no está de más saber…

Olvida el "me duele la cabeza" para decirle que no a tu pareja. El orgasmo, además de placentero, es medicinal. El clímax femenino equivale a tomarte dos aspirinas contra el dolor de cabeza ya que, debido a la liberación de endorfinas, tener un orgasmo es un excelente tranquilizante y analgésico.

Los sueños eróticos son una muestra de nuestros deseos y, en algunos casos, de nuestros miedos o represiones. Por ello pueden clasificarse en dos tipos: como la revelación de nuestro temor a la intimidad o como una simple fantasía para gozar. Y que no te sorprenda si durante tu periodo de ovulación u embarazo éstos aumentan. Los estudios revelan que es justo en esas etapas cuando los experimentamos con mayor frecuencia.

El sexo y el chocolate sí se llevan. De acuerdo al libro Apréndelo tú mismo: Entrenando a tu cerebro (Teach Yourself: Training Your Brain, su título original), degustar chocolate negro y practicar sexo con frecuencia potencia tus capacidades cerebrales debido a las sustancias químicas que poseen.

Un beso apasionado puede quemar hasta cuatro calorías por minuto y acelera nuestras pulsaciones de 70 a 140 por minuto. Además, besar con frecuencia ejercita alrededor de 30 músculos faciales y activa la circuñación sanguínea, provocando a su vez que nos enfermemos menos y vivamos más.

La masturbación es una práctica sexual normal e incluso necesaria para el asentamiento de la sexualidad adulta. Y no lo digo yo, sino la Organización Mundial de la Salud. De hecho, los sexológos consideran que se trata de una forma de placer alternativa al coito que nada tiene de sexualidad de segundo grado o enfermiza.


Hombres y mujeres necesitamos cierta dosis de fantasía para liberar la tensión sexual. Por lo cual, el interés por la pornografía de tu pareja no necesariamente refleja cómo le gustaría tratarte, lo que piensa de su vida sexual o lo que siente por ti. A menos que se trate de pornografía ilegal, de entablar una relación cibernética con las chicas de las fotos o de pasar más tiempo en el chat que contigo, mantén la calma.

No hay comentarios: