lunes, 29 de febrero de 2016

DIFERENCIAS ENTRE CUERPOS MASCULINOS Y FEMENINOS



Los varones y las mujeres perciben los estímulos visuales y táctiles de diferente modo e intensidad. Esto se intensifica durante el contacto sexual.
Si tienes en cuenta este dato, comprobado anatómica y funcionalmente, mejorarás significativamente la comunicación sexual con tu pareja.
Lee estos tips y aprovecha las diferencias.
1
Para ellas:
• El hombre percibe su sexualidad como predominantemente genital, siendo ésta su principal zona de respuesta erógena.
• Si bien no se ha probado aún, si esta modalidad responde, exclusivamente, a factores orgánicos, psicológicos o culturales, no le pidas que responda de un modo contrario a su funcionamiento. No lo culpes por "ser hombre" y favorecerás la comunicación y el entendimiento entre ambos.
• El varón se excita con mayor frecuencia frente a los estímulos visuales.
• Si quieres insinuar interés sexual hacia tu pareja utiliza mensajes visuales: un gesto, un guiño, una ropa especial. No insistas con mensajes verbales sutiles pues él demorará mucho más en decodificarlos y responderte.
• El "cuerpo" del hombre responde más velozmente que el de la mujer a la invitación erótica.
• Fija tú, el ritmo del encuentro sexual, según tus propios tiempos de respuesta. Seguramente lo encontrarás a él preparado físicamente para dar el siguiente paso.
2
Para ellos:
• La sexualidad femenina es generalizada y todas las zonas de su cuerpo suelen estar erotizadas.
• La estimulación genital directa no es una buena forma de comenzar un encuentro placentero para ella. Recorre todo su cuerpo y disfrutarán, ambos, del encuentro.
• La mujer prefiere y responde más fácilmente a la estimulación táctil que a la visual.
• Acaríciala, comenzando por sus zonas erógenas secundarias (cara, cuello, espalda, piernas) para, gradualmente, avanzar según su respuesta. No la fuerces a responder a tu excitación para estimularla. Probablemente sólo producirás un rechazo a tu "invitación".
• Si bien cada mujer y cada encuentro son particulares, el organismo femenino requiere aproximadamente de 15 a 20 minutos para un nivel de excitación sexual que pueda percibirse como placentero.
• Presta suma atención a las respuestas y necesidades de la mujer durante esta etapa y descarta el concepto de "juegos previos", ya que minimiza el rol que éstos tienen y sólo considera como acto sexual a la penetración.
• El cuerpo de la mujer responde mejor cuando lo táctil es estimulado simultáneamente por la evocación de imágenes placenteras, reales o fantaseadas.
• Susurrarle palabras al oído, recordarle un buen momento previo, contarle una fantasía, pueden desencadenar en ella un torrente de imágenes que favorecerán el encuentro.
3
Para ambos:
• Hombres y mujeres manifiestan mejor predisposición e intensidad receptiva cuando se encuentran en atmósferas íntimas.
• Cuida que el momento y el lugar del encuentro sean los adecuados para no sufrir interrupciones (niños, llamados telefónicos, otras ocupaciones).
• La ansiedad y el stress inhiben las reacciones neuroquímicas que posibilitan la excitación.
• Relájate antes de invitar a un encuentro sexual, dejando de lado todo aquello que te ha preocupado durante el día. Entrégate al momento con soltura y no te cargues de expectativas por los resultados.


Importante
• Las diferencias entre los cuerpos masculinos y femeninos van más allá de las evidentes. SI comprendes el funcionamiento y los tiempos de cada uno, no sólo evitarás malentendidos, sino que podrás convertirlo en una fortaleza a la hora de enriquecer tu vida sexual y la de tu pareja.

No hay comentarios: